Nos encanta la reconstrucción

Etiquetas: , , , ,

Los coches que vendemos salen de nuestras instalaciones como nuevos. En la mayoría de las ocasiones, no hay más que hacerles una profunda revisión mecánica que atiende a las piezas de desgaste normal: fluidos, filtros, pastillas de freno, quizá un embrague o alguna válvula que no hace bien su trabajo. A veces, tabardillos eléctricos. Pero hay otras veces en las que toca respirar profundamente, armarse de valor y enfrentarse a averías inesperadas que pueden sonar muy mal. Por ejemplo, ¿Qué hacemos con el cardan de transmisión de un VW Touareg que vendimos hace años a un cliente y que ha dicho basta?

Pues hay varias soluciones posibles. La primera y que normalmente tiene acarreada una factura shockeante, es preguntar en el servicio oficial por el estropicio y esperar como en este caso, más de 1.500€ sólo en piezas sin contar la mano de obra. La segunda y que nos encanta trabajar, es la de buscar al proveedor exacto que trabaje en la reconstrucción de piezas.

Instalaciones de Sercore

Seguro que nunca has escuchado hablar de ellos, pero los chicos de Sercore están en el top5 europeo en su especialidad: recibir “cascos” -así los llaman- de transmisión, dirección y climatización averiadas, y darles una nueva y mejorada segunda vida. Y ésto de mejorada no es un adjetivo elegido a la ligera: en muchas ocasiones, su departamente de I+D mejora un diseño problemático que provoca averías recurrentes. De hecho, exportan material a toda europa porque su trabajo es fino, fino.

Así que nuestro cliente puede respirar tranquilo, porque la reparación le va a costar una fracción de lo que costaría a la brava y además, su cardan de transmisión va a funcionar mejor que si fuera nuevo. ¿A que pensabas que estas cosas sólo sucedían en Inglaterra?

 

Más información:

 

Aún no hay comentarios

Deja un comentario